Es domingo por la tarde en Chemnitz, Alemania Este, y una iglesia local está ocupada porque acaba de abrir sus puertas para servir café a refugiados, tener una conversación y un estudio bíblico.

Chemnitz a estado en las noticias últimamente por protestas en contra de refugiados e inmigrantes, pero esta iglesia esta determinada a demostrar el amor de Jesús y ayudar a inmigrantes integrarse bien.

Los miembros de la iglesia han estado tratando de llegar a refugiados intencionalmente; visitando sus casas e invitándolos personalmente a los servicios de iglesia y a la cafetería. A pesar de que muchos se les hace difícil el lenguaje alemán, y el formato de la iglesia es extraño para ellos, muchos disfrutan atender y aprender de Dios. De hecho, ¡algunos quieren ser bautizados!

Es maravilloso ver como alemanes común y corrientes de la congregación han estado alcanzando en amistad y en ayuda a refugiados. Durante los servicios, se sientan en medio de inmigrantes y les ayudan a ubicarse en los libros con canciones o las biblias, y explicarles que es esta siendo predicado. En la cafetería durante la tarde, se separan en dos grupos por lenguajes- uno para afrikáans y el otro para habla arábica – y compartir nuestras vidas a través del estudio bíblico, conversación y preguntas abiertas.

Aquí, refugiados son libres. Aquí, ellos tienen la libertad de hacer preguntas honestas acerca de las buenas noticias de Jesús.

Dios esta trabajando en los corazones de los refugiados, migrantes y ciudadanos. Pero el nos usa como instrumentos para sus propósitos. ¿Te unirás a nosotros en oración y acción?